Logo 2

La Importancia De Soñar

Cuando los niños juegan imaginando que son maestros, policías, bomberos o amas de casa están proyectando el deseo de llegar a ser alguien que admiran, una figura positiva en su vida, alguien de bien. Los niños tienen un corazón genuinamente bueno.

Quizá pensemos que solo se trata de un juego creativo, pero el soñar les permite saber que pueden lograr lo que deseen y anhelen, a largo plazo. Es tener una vista periférica.

Al preguntarles ¿qué deseas hacer cuando seas grande? Algunos muy convencidos de lo que quieren llegar a ser y alcanzar; otros, un poco confundidos o llenos de tantas ideas que siempre terminan en una gran sonrisa llena de ilusión.

Pero, ¿dónde comenzamos realmente a formarlos para su futuro en cuanto al tema de soñar en lo que quieren llegar a ser? He trabajado en educación por 30 años, he tenido el privilegio de ver grandes soñadores que se convirtieron en aquello que soñaron ser o incluso aquello que no alcanzaron a soñar porque era más grande de lo que en ese momento pudieron imaginar. He visto con el pasar de los años lo enriquecedor que es para cada niño y niña, descubrir su pasión y habilidades; y lo importante que es para los adultos, ayudarlos a desarrollarse en ellos desde que son pequeños.

Quisiera ofrecerte algunos consejos para abordar este tema con tus hijos, para criar grandes soñadores que logren crecer y lograr eso que tanto se han propuesto.

  1. Empieza por compartirles tus propios sueños, comparte como tus padres fueron o no impulsadores de esos sueños. Genera conversaciones que los hagan meditar por sí solos acerca de la posibilidad de soñar.
  2. Haz estas preguntas y discutan las respuestas juntos: ¿Para qué crees que eres bueno? ¿Qué te es fácil hacer?
  3. Escriban juntos todo lo que salga de esa boca y corazón. En una hoja o un cuaderno especial que pueden decorar como “Mi libro de sueños”

Poner en papel hace que los sueños mágicamente se conviertan en un plan. Todo en un ambiente y sentir muy relajado y divertido.

Una vez que hayan compartido, hayan escrito  juntos sus sueños es muy importante pensar en investigar y aprender sobre lo que anhela su mente y corazón. Investiguen, lean, ven documentales, hablen con personas que realizan esa actividad, visiten lugares que motiven hacia ese sueño. Planifiquen salir de su zona de confort viajando, explorando lugares específicos en esas áreas. 

Si existen frases como “tu nunca sabes qué quieres llegar a ser” o “¿por qué no me dices nada?” o cualquier frase que despierte sentimientos frustrantes o provoque ansiedad, ya hemos perdido la batalla y hemos permitido que este aspecto de la vida de nuestros hijos, deje de estar a nuestro alcance. Habrá alguien más que sirva de inspiración y guianza. 

Si logramos con paz, siempre con una sonrisa en nuestro rostro conversar,  escribir y atrevernos a soñar con nuestros hijos, vamos rumbo a una carrera exitosa para ellos, porque serán excelentes en aquello que aman hacer. Porque si desde pequeños comienzan a desarrollarse en todo eso que pueden hacer bien, crecerán con la disciplina necesaria para lograr lo que se propongan.

Por último, quiero compartirte algo más que creo importante compartirte es: guía a tus hijos a que su sueño vaya de la mano con ¿cómo puedo ayudar a los demás con esto? ¿cómo contribuyo a un mejor mundo?. Fomentar en ellos el deseo de ayudar, servir a otros por medio de lo que aman hacer.

Con los pies en la tierra pero la mirada hacia el cielo de donde viene todo lo bueno “en esto pensad” dice La Biblia; a seguir ese juego creativo e imaginativo con ellos. Quizá sean varias facetas en esos sueños, todo puedes escribir y seguir los pasos adelante. No hay límites dicen los libros, y es cierto, cuando piensas en las limitaciones o los obstáculos, el sueño se desvanece.

Todo esto que comparto contigo es acompañado de oración y oración y más oración. Dios es el Creador de los sueños, El produce “el querer y el hacer” (Filipenses 2:3) en nosotros y en especial en los niños quienes al fin y al cabo, pertenecen a Jesús.

El nos da un gran ejemplo de que a los 12 años ya estaba muy definido en su plan de vida, en su sueño aún desde pequeño. Que vino al mundo a salvar a la humanidad.

Me da mucha tristeza conversar con adolescentes y jóvenes que no tienen idea de lo que desean llegar a ser, no tienen sueños. La llama de los sueños se ha apagado porque ven problemas en casa, falta de dinero y recursos; se ve tan distante la idea de alcanzar lo que siento muy dentro del corazón. Simplemente porque “no hay nadie a quien le interese lo suficiente el orientarme” Siempre hay un lugar por donde comenzar. No necesitamos tenerlo todo para dar el primer paso.

Seamos la generación que tiene conversaciones con nuestros hijos sobre sus sueños. Nunca es tarde.

Escucha nuestros episodios “Dream Big” y “Sueña en Grande”

Post Tags :

Spanish

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Recent Posts

Follow Us

Send a letter to Daniela Umbrella Vanilla!

Click here to write to Daniela, who knows? She might read it in an episode!

Do you want to know what Daniela's up to?

Subscribe to our newsletter and be keep up with all the adventures that happen at Pumpernickel Springs